jueves, 23 de octubre de 2014

Tahini casero

Tahini casero


      La tahina o tahini (en turco, tahin) es una pasta hecha a partir de semillas de sésamo molido (también llamado ajonjolí). Es una de las pastas o salsas más típicas de la cocina árabe.

     En Turquía, la tahina mezclada con pekmez (algo como sirope o arrope) se consume comúnmente como desayuno de invierno.

     Hacer tahini en casa, es fácil y sencillo. Ahorramos también dinero porque este producto es caro. Se puede hacer de distintas formas, yo os voy a mostrar aquí una muy básica.

Ingredientes:

200 gr de semillas de sesamo crudas
50 ml de aceite de sesamo (se puede utilizar otro aceite)
Sal marina

Preparación:

     Primero triturar las semillas de sesamo. Yo he utilizado un mortero japonés llamado Suribachi (surikogi). Tiene unas estrias que facilitan la molienda de las semillas. Se utiliza haciendo presión. Yo he utilizado las semillas crudas, también se pueden tostar para realizar el tahini, pero en este caso, lo hago crudo.
   Se procesa a continuación con el aceite y un poquito de sal. Se queda una pasta más densa que va aligerando conforme incorporamos el aceite. En vez de aceite, se puede utilizar agua.
   Utilizo aceite de sesamo también, de presión en frio. Productos ecológicos.

    Otra idea es añadir un poco de ajo, zumo de limón, pimentón o perejil.

Tahini casero

       Es un alimento que resulta muy beneficioso  , ya que contiene una gran cantidad de ácidos grasos insaturados, sobre todo el ácido oléico y linoléico.
      
      También es muy rico en Vitamina E, lo que lo convierten en un antioxidante natural.  
   
     Tiene un gran aporte calórico, por lo que no se aconseja un consumo elevado del mismo, ya que aporta unas 600 calorías por cada 100 gramos consumidos.

lunes, 20 de octubre de 2014

Ensalada de lombarda


     Hoy, 20 de Octubre el sol vuelve a salir con intensidad y apetece aún más una buena ensalada. Como me quedan granadas aún de las últimas que recogí, las incluyo este colorido plato.

Ingredientes:

Col lombarda
Zanahoria
Cebolla fresca
Pepino
Granada
Rabanitos
Una hoja de valeriana fresca
3 o 4 hojas de hierba luisa
Comino en polvo
Sal marina (sal del himalaya)
Aceite de sésamo
Semillas de chia molidas
Jengibre rallado
Zumo de lima

Preparación: 

     Primero he cortado la lombarda finita. Para cortar el pepino y la zanahoria he utilizado el espirilizador de verduras. La cebolla y los rabanitos finitos. Después, desgranar la granada para añadir después.

     Y ahora nos toca montar el plato. Ponemos las verduras cortadas y después comenzamos a poner la hierba luisa y la valeriana cortada finas. Rociamos con el zumo de lima sin que se nos olvide poner el jengibre rallado y el comino. Seguimos aliñando con la sal y el aceite de sésamo (sino tenemos, podemos utilizar otro)

     Unas semillas de chia como toque final y a degustar.



viernes, 19 de septiembre de 2014

Hamburguesas de lentejas

Hamburguesas de lentejas

     Os voy a presentar una receta básica y sencilla para hacer hamburguesas de lentejas. Hay una gran variedad de combinaciones para hacer hamburguesas vegetales.

     Es una mezcla de alimentos vegetales a los que damos forma redonda u ovalada, los aplanamos y cocinamos, ya sea en una sartén, horno, parrilla, etc

     Se pueden mezclar verduras, legumbres, cereales, frutos secos, frutas, leches vegetales, etc.

     Las verduras le dan sabor y color, mientras que las legumbres consistencia y textura. Los cereales, sirven para aglutinar. Las leches vegetales o caldos, le dan cremosidad a la masa, con el pan rallado conseguimos aglomerar y el aceite evita que se pegue. Como veis, cada elemento tiene su función.

Hamburguesas de lentejas

     Como en todas las masas, el truco está en encontrar una buena consistencia para que quede jugoso, para encontrar un equilibrio en la mezcla adecuado. Un poco de práctica y seguro que lo consigues!!

     Os explico ahora la receta de hoy. Esta receta es ideal para esos días que nos sobran lentejas del guiso que hicimos y no sabemos qué hacer con ellas. Yo las hice esta semana con un poco de trigo sarraceno.

Ingredientes:

500 gr de lentejas cocidas
2 dientes de ajo
1 cebolla pequeña
Sal marina (o del himalaya)
Pimienta recién molida
Una pizca de pimentón rojo dulce

Preparación:

     Escurrir bien las lentejas para eliminar todo lo posible el caldo. Después he apartado como 200 gr. Con el resto, lo he puesto en un bol con los dientes de ajo y la cebolla. Procesar a baja velocidad con la batidora hasta obtener una pasta, que no quede demasiado triturado. 

     Incorporar a la mezcla, el resto de los ingredientes, la sal, pimienta, pimentón y mezclar bien. Si queréis añadir alguna otra especie o ingrediente, ahora es el momento. Como al guiso de lentejas le añadí trigo sarraceno, cúrcuma y pimentón, entre otras cosas, no he añadido hoy nada más.

      Ahora como toque final, se va incorporando poco a poco el pan rallado, removiendo hasta conseguir la consistencia deseada. Hay que obtener una masa lo bastante seca como para poder manejarla con las manos pero que no se rompa, no quede demasiado seca.

     Ahora toca darle forma, para ello cogemos una porción, hacemos una bolita con las manos. Si no tienes molde, la vas aplastando con la mano hasta darle la forma y grosor que quieres.

     Las puedes dorar el la sartén con un poco de aceite de oliva. Dale la vuelta despacio porque son un poco frágiles.

     Yo las he servido hoy con guacamole, crudités de zanahoria y calabacín y pan de pita integral.

     ¡Buen provecho!



Hamburguesas de lentejas



jueves, 18 de septiembre de 2014

Salsa guacamole de aguacate y mango

Salsa guacamole de aguacate y mango

Ingredientes:

2 Aguacates grandes
1 Tomate pequeño o en este caso varios tomates cherry
1/4 Cebolla 
Sal marina  (Sal himalaya)
Pimienta recién molida
Zumo de limón
Cilantro o Perejil
1/2 Mango

Preparación:

     Pelar los aguacates maduros. En esta receta le he añadido mango. Exprimir el limón. Poner todos los ingredientes en un procesador de alimentos o batidora y triturar todo bien. El zumo de limón y la sal, depende cómo os guste.

     Hay dos opciones, poner también en la batidora el tomate pelado y la cebolla, o después bien picadito. Yo hoy, hice lo segundo, ya que tenía unos tomatitos cherry de mi cosecha.

     El mango le da un toque particular a la salsa. Depende cómo os guste, añadir más o menos cantidad.

sábado, 30 de agosto de 2014

Jugo de Melón


   Su degustación es uno de los agradables placeres del verano. Deleitarse con este jugoso fruto y fundirlo en la boca lentamente, mientras nuestras enzimas se mezclan con todas sus propiedades nutricionales que pasan a nuestro torrente sanguíneo.

Gozar de la sensualidad que nos ofrece esta fruta, bella, perfumada, dulce, sencilla, ingénua, suave... 

     El melón es originario del Asia Media y Africa tropical. Su pulpa es dulce y aromática. Está clasificada como fruta dulce y considerada por algunas culturas como "La obra maestra de Apolo" y benéfica como el propio sol.

     En las tumbas de los faraones egipcios, que datan de 2.400  años a.C.,  ya se encuentran pinturas de melones. 

     En 1583 apareció un tratado sobre el melón, escrito por Jacques Pons, director de la escuela de doctores de Lion, en el cual se enseñan 50 maneras de comer el melón. Contiene: agua (94%), proteínas, grasas, celulosa, prótidos, lípidos, glúcidos; vitaminas A, B1, B2, B5, B<, PP y C, fósforo, magnesio, sodio, azufre, cloro, calcio, hierro, potasio, ácido fólico. Cien (100) g de melón proporcionan 30 calorías, por tanto su poder energético es reducido.

     Es la fruta del aparato digestivo, con propiedades diuréticas, laxantes, estimulantes del apetito, mineralizantes y favorecedoras del buen estado de la piel.

      Una buena forma de tomar el melón es en jugo, con piel o sólo la pulpa.